sábado, 11 de abril de 2015

Junta de accionistas de CatalunyaCaixa

Hoy Catalunya Banc ha realizado su junta general ordinaria de accionistas, compuesta principalmente por el FROB, el FGD y algunos clientes que no vendieron sus acciones tras el canje obligatorio que se les impuso con los híbridos.

Entre otros apartados la junta ha aprobado las cuentas del 2014, la empresa auditora externa continuará siendo Deloitte y se ha acordado el nombramiento de seis nuevos consejeros, dos independientes y cuatro no ejecutivos. Si bien la eficacia de estos nombramientos queda condicionada suspensivamente a que se acredite el otorgamiento en escritura pública la compraventa de las acciones del FROB y el FGD a BBVA.

Los nuevos consejeros nombrados por la entidad son :

Jordi Foz Moreno : Licenciado en Geografía e Historia por la UB. Prejubilado desde el año 2008, empezó en BBVA en 1970 y en su última etapa en la entidad ( 2003 – 2008 ) estaba a cargo del departamento de RRHH de banca minorista.

Francesc Jordá Carre : Licenciado en Económicas por la UNED se prejubiló en 2010. En su última etapa en BBVA fue director de Auditoría Interna de España y Portugal. Además es consejero de AFP Provida Chile ( empresa administradora de fondos de pensiones ).

Cristina de Parias Halcón : Licenciada en Derecho por la Universidad de Sevilla y MBA-IESE/Berkeley, depende jerárquicamente del Consejero Delegado de BBVA, Ángel Cano. Ocupa el cargo de directora para España y Portugal y se perfila como principal candidata para ocupar la presidencia de la entidad catalana. Comenzó en BBVA en 1998 a través de Argentaria, anteriormente estuvo en Citibank como responsable de banca personal.

Mª Ángeles Peláez Morón : Licenciada en Económicas por la UAM,se incorporó a BBVA en el año 1990, anteriormente estuvo en PWC. En la actualidad ocupa el cargo de Chief Accounting Officer ( responsable de contabilidad ) en BBVA.

Xavier Queralt Blanch : Licenciado en Derecho por la UB y MBA ESADE, desde 1987 forma parte de BBVA y desde el 2008 ocupa el cargo de director territorial de Catalunya, dependiendo jerárquicamente de Cristina de Parias.

Christian Terribas Sala: Ingeniero Agrónomo que inició su carrera en Caixa Barcelona, Banco de Crédito Agrícola y llegó a BBVA por Argentaria – Caja Postal. Ha sido el director de la oficina de integración en la reciente adquisición de Unnim por parte de BBVA.

El pasado mes CatalunyaCaixa presentó los resultados del 2014, consiguiendo unos beneficios que rondan los 123 millones de €. El ejercicio actual no se puede comparar con el del 2013 ya que aquel año fue excepcional por el “burden sharing” , tampoco con el anterior que supuso la inyección de capital de 12.000 millones de € a cargo de los contribuyentes. En realidad los últimos ejercicios son una manada de cisnes negros.

El 2014 presenta la singularidad de la venta de la cartera Hércules a Blackstone. La operación consiste en la venta de una cartera hipotecaria que la entidad tenía valorada en su balance por un precio superior al de mercado y que supone una pérdida de unos 2.700 millones de €, 2.200 millones de € aproximadamente estaban ya provisionados por la entidad y el resto lo inyecta el FROB ( otra vez los contribuyentes ).

En realidad para que esto no resulte tan evidente, que el FROB vuelve a poner dinero en CX, se crea un fondo de titulización que suscriben Blackstone y el FROB. Blackstone recibe bonos senior y el FROB bonos subordinados que solo recibirán algún dividendo si la rentabilidad que genera la cartera es espectacular. De esta forma se deja abierta la remota posibilidad de recuperar algo, evitando el nefasto titular que supone más dinero para los bancos.

Pero el galimatías de esta estratagema del FROB conlleva tantas complejidades que además ha provocado que el BBVA todavía no haya formalizado la compra de la entidad. Parece ser que la formalización de la venta de la cartera Hércules se realizará como muy tarde a mediados de este mes, lo que desvirtúa las cuentas del 2014 de la entidad que computan la operación antes de haberse formalizado. Esto ya sucedió con el “burden sharing” que padecieron los clientes con híbridos en el 2013, ejecutado en el mes de julio y que la entidad contabilizó en las cuentas del primer semestre del año.

Las quitas que sufrieron los clientes con preferentes o deuda subordinada, proporcionaron una plusvalía a la entidad cercana a los 500 millones de €. Gracias a esta operación y la activación de créditos fiscales, el beneficio del 2013 rondó los 500 millones de €.

En la actualidad y según la información remitida a la CNMV, la entidad ha devuelto a los clientes unos 121 millones de € a través del arbitraje y las sentencias judiciales en firme. Existen todavía procesos judiciales en curso por importe de 185 millones de €, teniendo la entidad provisionados unos 110 millones € para este concepto.

No es de extrañar que últimamente estén recurriendo la mayoría de sentencias en primera instancia para ganar tiempo , el BBVA solo asumirá un 15 % de esta contingencia, el 85 % restante le corresponde al FROB.

Si finalmente se sigue el calendario previsto, a finales de este mes se podría formalizar la adquisición por parte de BBVA.

martes, 7 de abril de 2015

The NIRP

El NIRP ( Negative Interest Rate Policy ) que está llevando a cabo el Banco Central Europeo supone un escenario de gran complejidad para los ahorradores que pretenden obtener alguna rentabilidad por su dinero. Si a esto le añadimos el Q€ ( Quantitative €asing ) que ha iniciado el BCE, distorsionando más si cabe el mercado de bonos, resulta prácticamente misión imposible.

Resulta bastante ilógico pensar que alguien pueda invertir su dinero a cambio de recibir un interés negativo. Obviamente nos parecería razonable transformar ese dinero en efectivo y no pagar por prestárselo a un tercero, sin embargo el “cash” resulta costoso de custodiar, puede ser robado o destruido, y en grandes cantidades resulta difícil de mover/transferir.

Por otro lado habría que distinguir entre el interés nominal y el real, este acostumbra a ser el gran argumento que alimenta la explicación de que se compren bonos a interés negativo. El interés nominal ( TIN ) es el rendimiento pactado, por ejemplo en un depósito a plazo fijo de un año al 1 % representaría cobrar 1 € por cada 100 €.

El interés real además tiene en cuenta el efecto de la inflación/deflación , si la inflación fuese del 2 % en el ejemplo anterior obtendríamos un interés real del -1 % , ya que los precios de los productos han aumentado más ( 2 % ) que el interés nominal ( 1 % ), disminuyendo nuestro poder adquisitivo. En caso de deflación ( los precios descienden ) del 2 %, nuestro interés real del ejemplo anterior sería del 3 % ( 1 % TIN + 2 % del descenso de precios ), aumentando nuestro poder adquisitivo.

Para quién crea que estos índices reflejan la evolución real de los precios, aun con los cambios que se producen entre sus componentes y las ponderaciones de estos según los criterios de los gobernantes, puede encontrar una cierta normalidad en el comportamiento de los inversores al comprar bonos soberanos a TIN negativo, ya que la actual deflación transforma el interés real en positivo. Como ejemplo reseñar que España en 2010 tuvo un descenso del PIB del 0,1 % según el INE, con la nueva fórmula de cálculo ( prostitución, drogas, I + D … ) el PIB hubiese sido positivo en un 2 % ( a pesar de ZP ).

Volviendo al inicio, el NIRP que situó el tipo de interés que el BCE aplica a los bancos en el – 0,20 %, ha provocado que los bancos busquen otros refugios para sus excedentes , el anuncio del Q€ ya obligó a Suiza a provocar un terremoto para evitar la entrada masiva de euros, también muchos bancos centrales con divisas diferentes al euro adoptaron tipos negativos.

Históricamente el “ préstamo con interés “ fue rechazado por casi todas las religiones, Aristóteles y otros filósofos lo cuestionaron y reprobaron, sin esgrimir argumentos morales. La evolución de la sociedad y de las religiones ( Calvinismo ) proporcionó una interpretación más laxa, se veía razonable este tipo de préstamo para finalidades comerciales. En realidad lo que supone el pago del interés está relacionado con el tiempo y los riesgos que asume el prestamista por problemas al recuperar la mercancía prestada.

El problema con el dinero, en aquella época, es que únicamente tenía la consideración de medio para adquirir bienes. No se concebía que el dinero por sí mismo podía generar riqueza, era solo un medio que facilitaba y mejoraba el trueque o intercambio comercial. El concepto de tiempo también suponía un obstáculo ya que no se consideraba que nadie pudiese ponerle precio, no le pertenecía a nadie y no se consideraba algo escaso y valioso, tal como lo consideramos en la actualidad.

Tuvo que pasar mucho tiempo para que el pensamiento de la sociedad evolucionase a la concepción moderna y aceptase que no poder disponer de tus bienes al haberlos prestado durante un tiempo debía ser compensado con un interés, además de asumir el riesgo de no recuperarlo. Una vez llegados a este punto que ha requerido miles de años de evolución en el pensamiento, sin entrar a valorar su validez conceptual, resulta que hemos de entender que el que presta y se ve privado de sus bienes durante un tiempo, con el riesgo inherente de no recuperarlo, debe pagar por ello. ¿ El tiempo puede ser negativo o se penaliza la posibilidad de impagarse a uno mismo ?.

Hoy España, por primera vez en la historia, ha conseguido financiarse a tipos negativos. Concretamente 725 millones de € a 6 meses al -0,002 %, mediante la subasta de letras del Tesoro.

El NIRP nos lleva a la posibilidad, si el gobierno tuviese la ocurrencia, del carry trade a través de acciones de sectores estratégicos. Emites deuda a tipo negativo, en realidad no pagas nada porque al vencimiento vuelves a emitir deuda para pagar las emisiones que vencen ( presumiblemente a un tipo de interés más negativo ), y compras acciones de Endesa ( por ejemplo ) que nos abonarán algún dividendo ( 5 % en 2014 ), además de ir consiguiendo derechos políticos en la toma de decisiones de la empresa.

Aunque, obviamente la Troika no lo permitiría. Que le pregunten a Grecia cuál es el único país de la UE que no entra en el Q€ del BCE, con el gobierno que Bruselas quería nadie se hubiese quedado fuera.

Fuentes : www.zerohedge.com



domingo, 5 de abril de 2015

Fondos de inversión, ¿ tentados por la rentabilidad ?

A medida que transcurra el tiempo va a ser muy complicado para los ahorradores resistirse a la tentación, la publicidad es constante en los medios, no solo por las entidades comercializadoras sino también por innumerables artículos de opinión de expertos independientes, sin ánimo de lucro, en los principales diarios del panorama nacional.

El problema principal es que puede resultar difícil ser uno de los pocos que no aprovechan las grandes ventajas que nos ofrecen en el escenario actual, aunque nunca está de más recordar lo que pasó hace años con las tecnológicas, más concretamente con Terra, casi nadie podía evitar tener alguna acción de un sector que subía como la espuma. Bueno, en realidad, esta vez es diferente ¿ no ?, siempre lo es.

Además, en la actualidad, a las entidades financieras no les resulta rentable tener clientes con depósitos, ni con esos tipos de interés tan bajos ya que siguen concediendo muy poca financiación, y esta vez no es par falta de ganas o por restricción, sino que la demanda solvente sigue siendo muy débil. Es lo que tiene cargarse a gran parte de la clase media, enriquecer más a los que ya tienen de sobras y ofrecer empleo inestable y con salarios que difícilmente permiten el pago de un préstamo.

También resulta relativamente sencillo, Mifid mediante, explicarle a un ahorrador ( que no inversor ) que puede contratar un fondo de inversión sin invertir en bolsa, enfatizando el término renta fija, que a algunos les puede parecer que al ser “fijo” el capital estará seguro. Nada más lejos de la realidad, a modo de ejemplo recordar que renta fija eran las participaciones preferentes ( aunque también variable ) y la deuda subordinada, pero tampoco hay que ir a los extremos.

Los fondos que en teoría tienen menos riesgo ( excluyendo los garantizados ) son los monetarios ( antes se les llamaba FIAMM ), que invierten en activos con vencimientos inferiores a 18 meses. En la actualidad la mayoría de inversiones ( de renta fija ) que se pueden efectuar en la zona euro con ese vencimiento aboca a rentabilidades negativas o cercanas a cero.

Los fondos de renta fija que invierten a más plazo deberían tener menos riesgo que los de bolsa, pero en la situación actual de tipos negativos esto no está muy claro. En el reciente Q€ iniciado por el Banco Central Europeo se anunció que las emisiones elegibles ( las que se pueden comprar ) serían las que tuviesen un vencimiento restante de 2 a 30 años y con una rentabilidad no inferior al – 0.20 %, el precio promedio de dicha compra será del 124 %, es decir un 24 % por encima del nominal inicial ( 100 % ).

El año pasado algunos fondos de renta fija a largo plazo dieron rentabilidades positivas superiores al 20 % ( por ejemplo el AXA WF Euro 10 + LT cerró con el 28,7 % ), y si las pueden dar en positivo también las pueden dar en negativo. Estas altas rentabilidades no responden al comportamiento habitual que se espera de la renta fija, que en ocasiones supera con creces la renta variable ( bolsa ).

Hay que comprender que estos fondos invierten principalmente en bonos de diferentes países con diferentes vencimientos, los bonos garantizan un interés anual fijo pero además cotizan en el mercado secundario. Así un bono que se compró en 2013 al 5 %, por ejemplo, además de pagar ese interés, tiene una cotización disparada en el mercado secundario , ya que las nuevas emisiones de ese mismo bono en la actualidad dan un interés mucho menor, alrededor del 1 %.

Es decir, si bajan los intereses sube la cotización de mi bono y por el contrario si suben baja la cotización. Veamos el caso real de un bono emitido por España en 2013 a un vencimiento de 30 años y un cupón del 5,15 %, ES00000124H4, en la actualidad cotiza al 168,7 %. Casi un 70 % por encima de su valor inicial.

Actualmente existen más de dos billones de € de bonos europeos que ofrecen rentabilidad negativa, Alemania por ejemplo tiene tipos negativos hasta 7 años, Suiza hasta 10 años. La pregunta es hasta qué punto pueden continuar bajando los intereses, el BCE ha marcado su límite de compra en el – 0,20 %, aun así se siguen comprando emisiones con tipos negativos superiores ya que muchos fondos tienen que cubrir un determinado porcentaje en algunas emisiones de máxima calificación crediticia y dentro de la eurozona, estén al tipo que estén.

En cualquier caso no parece que exista mucho recorrido y si sucede cualquier evento que genere incertidumbre en la UE, Grecia por ejemplo, los tipos de algunos soberanos pueden empezar a subir y las rentabilidades de estos fondos, para los que han entrado recientemente, se convertirán en negativas.

Los fondos a los bancos les generan beneficio por las comisiones, normalmente se descuentan de la rentabilidad y así resulta más difícil percibir por el cliente. Los depósitos les suponen pagar una rentabilidad por un dinero que en la actualidad no precisan, gracias al BCE entre otras cosas.

Fuentes: www.boerse-berlin.com

domingo, 22 de marzo de 2015

La insolvencia sobrevenida del grupo BPA

La reciente intervención de la Banca Privada de Andorra ( BPA ) y de su filial española Banco de Madrid, abren nuevos interrogantes sobre la seguridad jurídica del sistema bancario, traduciéndose en una mayor desconfianza, si cabe, sobre un sector que nadie es capaz de regular ni comprender.

Para empezar habría que recordar que en julio de 2013 el HSBC ( banco que tiene sus orígenes en el comercio del opio chino ) tuvo que pagar una multa de 1.470 millones de € por blanqueo de capitales, principalmente de los cárteles mexicano y colombiano. Más recientemente, en junio de 2014, fue BNP Paribas quién tuvo que asumir una sanción de 7.000 millones de € por falsificar reportes financieros y conspirar contra EEUU ( al haber maquillado operaciones con Sudán, Irán y Cuba, países sancionados por EEUU ).

En estos dos casos, si bien el de BNP no supone blanqueo de capitales, no fue necesaria la intervención de los bancos para asegurar el cese de actividades ilícitas. Se produjo la investigación y el cese de algún responsable, pero se confió en los directivos de estas entidades, evitando la alarma social que genera una intervención. Evidentemente, estos dos bancos son sistémicos y poco tienen que ver con BPA en cuanto a dimensión, pero se podría haber actuado de igual forma con la entidad andorrana.

Subyace en este inusual proceder, la intervención bancaria cuando no existía insolvencia, que se ha agravado el blanqueo de capitales por la procedencia de dicho capital, concretamente de actividades ilegales relacionadas con personajes de nacionalidad rusa, china o venezolana. Provocando que una entidad que era solvente y efectuaba prácticas ilegales que debían ser sancionadas, se convierta en una entidad insolvente en horas.

El grupo BPA, según sus últimos estados financieros publicados que son de 2013, consiguió un beneficio neto de 20,5 millones de €. La entidad había incrementado los recursos gestionados un 35 %, alcanzando 8.070 millones de € de volumen de negocio, su ratio de liquidez era del 80,3 % y su ratio de solvencia del 17,03 %. Sus cuentas están auditadas, sin salvedades, por Deloitte. Como anécdota, reseñar que el presidente del comité de auditoría y control de la entidad, además de consejero, era el ex Caixa Catalunya Ricard Climent. Que dejo la entidad a partir de la fusión con Caixa Tarragona y Manresa tras ser indemnizado con 1,37 millones de €.

Sucede algo parecido con su filial Banco de Madrid que había experimentado incrementos notables en los últimos tiempos, si bien su actividad estaba centrada en la banca privada y más concretamente en las SICAV. En las últimas cuentas publicadas ( tercer trimestre de 2014 ) tenía unos 674 millones de € en depósitos de clientes, que pueden ser parte de los perjudicados por su intervención. La mayoría de recursos gestionados por esta entidad, unos 6.000 millones de €, estaban invertidos en fondos de inversión, acciones o SICAV, que se sitúan fuera del balance del banco.

Dentro de los parámetros que rigen el sistema bancario se podía considerar que estas entidades eran solventes, pero la alarma generada por la intervención, traducida en desconfianza, provoca que muchos clientes quieran retirar su dinero simultáneamente. Cuando esto sucede, el banco no puede hacer frente a estas peticiones de efectivo y se declara en suspensión de pagos ( en el mejor de los casos ) y entonces el organismo competente o lo rescata o lo deja caer.

Aunque a estas alturas casi todo el mundo sabe cómo funcionan los bancos, para los despistados, indicarles que cuando uno abre una cuenta en un banco, sea corriente, a la vista, depósito…, el banco utiliza ese dinero con el fin que crea conveniente y únicamente ha de preservar una parte simbólica por si los clientes necesitan retirar efectivo. Cuando esa parte simbólica que han reservado no puede hacer frente a las peticiones de efectivo, se produce la suspensión de pagos.

El resto del dinero que se depositó al banco está invertido en diferentes activos ( inmuebles, acciones, préstamos, bonos…etc ) y no se puede recuperar al momento, se han de ir vendiendo estos activos para poder obtener efectivo. Cuando hay prisas por vender se suele hacer a un precio inadecuado, más aun teniendo en cuenta que la contraparte ( el comprador ) sabe de la situación. Fruto de esta dinámica resulta casi imposible que el efectivo obtenido por las ventas de las diferentes inversiones pueda cubrir el dinero que en su momento aportaron los clientes, produciéndose la quiebra de la entidad ( patrimonio negativo ).

Por suerte para los depositantes existe el FGD ( Fondo de Garantía de Depósitos ) que cubre hasta 100.000 € por titular y entidad las cuentas de los clientes. La mala noticia es que el fondo tiene patrimonio negativo, creo que a eso se le llama quiebra en circunstancias normales. Pero no hay que preocuparse, al parecer este fondo puede tener patrimonio negativo y rescatar depósitos hasta el infinito.

Fuentes: www.bpa.ad

domingo, 8 de febrero de 2015

Grexit, más cerca que nunca

Este fin de semana Alan Greenspan declaraba a BBC Radio que Grecia saldrá del Euro, ya que no ve que beneficio obtiene con ello y que es solo cuestión de tiempo. Además afirmó que tampoco ve cómo puede continuar el Euro si no existe una integración política, algo que no parece que pueda producirse sin que pasen varias generaciones, y el tiempo apremia.

Este mismo domingo Alexis Tsipras se mantuvo firme en sus promesas electorales y afirmó que no va a solicitar la prórroga del rescate. “ Vamos a mantener nuestras promesas electorales, esto no es negociable “, a diferencia de la mayoría de líderes políticos parece que el nuevo jefe de estado griego es fiel a sus palabras, aunque ello posiblemente le aboque a una salida del Euro.

En el lado contrario tenemos la posición inflexible de Alemania, el cerrajón del BCE a aceptar más papel heleno y a los acreedores ( entre ellos España con unos 26.000 millones de € ) que pretenden cobrar sin importarles los sacrificios a los que se someta a su población. Lógicamente subyace el hecho que si Merkel cede ante Grecia, detrás vendrán otros países del sur exigiendo un trato similar. Además dejará en evidencia a los actuales dirigentes de estos países que han aceptado todas las imposiciones sin rechistar, aunque ello suponga traicionar a sus ciudadanos.

Existe en la actualidad la creencia, gracias a una propaganda continua en los medios, que la salida de Grecia del euro ya no representa una amenaza para Europa, que apenas representa un 2 % de la economía europea y que durante más de dos años se ha trabajado para atenuar este riesgo, por lo menos a nivel económico.

Sin embargo que algún país demuestre que hay vida fuera del Euro o que se puedan implementar medidas expansivas en lugar de la eterna austeridad por una deuda que es más que impagable ,sí que puede provocar una ruptura en los países más afectados. De hecho la proliferación de partidos antieuro o que anteponen los intereses de los ciudadanos ( que extraño resulta tener que escribir esto ) a los de los poderes económicos, es una clara muestra de ello.

Greenspan sí que es capaz de visualizar una unión europea del norte, formada por los países más ricos, pero el sacrificio constante que se exige al sur ( por el despilfarro, corrupción…etc de sus mandatarios ) resulta inasumible y en algún momento se resquebrajará, quizá ha llegado ese momento.

En el más que probable escenario de que no haya acuerdo entre Grecia y los acreedores para facilitar el pago de la deuda helena y se corte definitivamente la liquidez al país, a Tsipras no le quedaría más opción que empezar a imprimir su nueva moneda, salir del Euro, y realizar el impago de la deuda. Además no se descarta un acercamiento de Grecia al bloque Rusia – China, que le podría financiar en el futuro e incrementar los riesgos geopolíticos.Eso sin contar el efecto contagio con otros países y la más que posible fuga de capitales.

Hace un par de años Carmel Asset Management realizó un cálculo del coste que le suponía a Alemania hacer lo posible por mantener el Euro o su ruptura. En el cálculo se tiene en cuenta el Target2, la inversión en los fondos de rescate europeos, las pérdidas de los bancos acreedores de la deuda periférica y la disminución de las exportaciones. El coste para Alemania de una ruptura del Euro suponía 1,3 billones europeos de €, “salvar el euro” 579 mil millones de €. Estos datos hacían referencia al periodo 2012 – 2017.

Fuentes: www.zerohedge.com

¿ BBVA mantendrá la marca CatalunyaCaixa ?

El 27 de julio de 2012 se publicaba que BBVA mantendría la marca Unnim, concretamente en uno de los diarios económicos de más tirada del país. “Según ha informado BBVA, "se mantendrá la marca Unnim", lo que significa que en Cataluña "se operará desde el primer día con las dos marcas". "BBVA refuerza su compromiso con Cataluña, apoyando a una de sus entidades de referencia y con un fuerte arraigo social", ha señalado Jaime Sáenz de Tejada, director de BBVA en España y Portugal.

Esta semana diferentes medios han informado, y en su edición escrita el mismo medio que publicó la noticia anterior en 2012, que BBVA mantendrá la marca CatalunyaCaixa ; por lo menos a corto plazo.

En mayo de 2013 la marca Unnim desapareció definitivamente, 10 meses después de haberse publicado que se mantendría, el fuerte arraigo social mencionado por el Sr. Jaime Sáenz de Tejada no fue suficiente para la supervivencia .

Es de suponer que BBVA todavía no ha tomado una decisión definitiva al respecto ya que todavía necesita efectuar un análisis profundo sobre la conveniencia de las diferentes opciones existentes. Se han encargado informes sobre el impacto que supondría el mantenimiento o cambio de la marca.

Por otra parte se alude al arraigo y reconocimiento que tiene la marca CatalunyaCaixa a diferencia de la que tenía Unnim, en realidad ambos nombres nacen tras las correspondientes fusiones que se efectuaron hace unos pocos años, si bien es cierto que el nombre CatalunyaCaixa resulta más fácil de asociar al de Caixa Catalunya, que correspondía a la entidad de mayor tamaño en la fusión y que fue fundada en 1.926.

En cualquier caso, a efectos prácticos, el hecho que existan dos marcas diferentes beneficia a la clientela. Por un lado existen más entidades, lo que supone mayor competencia y también se respetaría la garantía del FGD ( Fondo de Garantía de Depósitos ) de forma independiente, los famosos 100.000 € por NIF y entidad que el Estado garantiza a todos los clientes con depósitos y cuentas corrientes. El FGD cerró el 2013 con un patrimonio negativo de 1.637 millones de €, es decir con 389 millones de € de pérdidas más que en 2012, y sin posibilidad contable real de garantizar ni una sola cuenta, pero a la gente le tranquiliza pensar que su dinero está garantizado por un patrimonio negativo.

En cuanto al coste social no está muy claro que puede resultar más beneficioso. Aparentemente se puede pensar que la reducción de personal debería ser menor ya que las entidades funcionarían independientemente y el solapamiento de oficinas no supondría el cierre de estas. Pero estamos hablando de una entidad que ha recibido ayudas estatales, otra de las infinitas promesas incumplidas de Rajoy durante su campaña electoral, y como tal se ha de someter a las reducciones que impone Bruselas para no perjudicar la competencia.

De hecho el BBVA tuvo que presentar a la Comisión Europea unas propuestas determinadas que incluían esta restructuración para que se aprobase su compra. A fecha de hoy, la CE no ha publicado la versión no confidencial del acuerdo. En la última operación de similares características, NCG Banco, se impuso una plantilla máxima en función de la relación existente entre el margen bruto y el coste de personal ( no pudiendo exceder el 40 % ). En este sentido la dirección de BBVA tomará los datos del primer trimestre de 2015 para efectuar las correspondientes valoraciones.

Si la marca se mantiene independiente, lógicamente la reestructuración deberá efectuarse íntegramente en CX, si se integra a BBVA se podría extender entre todos los empleados del grupo. En este sentido BBVA intentará que la reducción de plantilla sea lo menos traumática posible, a través de prejubilaciones y bajas voluntarias preferentemente.

En definitiva, el diario que ha publicado la noticia, al igual que hizo en su momento con Unnim, reprodujo las declaraciones de directivos de BBVA. Ya se sabe que un mes se considera largo plazo, así que resulta muy aventurado anunciar una decisión que en realidad no se ha tomado todavía. La lógica de los números determinará qué es lo más rentable para los “blues”, lo que implicará una fuerte presión para la plantilla de CX por el temor de los cargos directivos e intermedios, de hecho ni el mantener la marca, con números óptimos, garantiza sus actuales sillones.

sábado, 31 de enero de 2015

¿ Intereses negativos en las hipotecas ?

Desde hace mucho tiempo el mundo financiero está desquiciado y se suceden las noticias incomprensibles, de hecho “ lo nunca visto” está comenzando a ser normal.

Una de las noticias más sorprendentes es lo que ha sucedido en Dinamarca, concretamente tipos de interés negativos en las hipotecas. Si, Rajoy ha conseguido bajar el precio del petróleo, que las drogas y la prostitución computen en el PIB para ofrecer mayor crecimiento económico, que la corrupción estructural de un partido político donde sus cuatro últimos tesoreros cometían irregularidades de forma ininterrumpida, sea ajena al partido, y que las hipotecas de los que no están desahuciados tengan tipos negativos, de momento en Dinamarca.

Ante el anuncio del BCE de su programa de compra deuda soberana, más conocido como expansión cuantitativa ( QE por sus siglas en inglés ), distintos países con divisa diferente al euro tratan de contrarrestar el auge de sus monedas con tipos de interés negativo. Recientemente Suiza bajó al – 0,75 % y Dinamarca ya ha realizado el tercer descenso consecutivo de tipos de interés.

Esto ha provocado que el índice que utilizan para revisar sus hipotecas se sitúe en el – 0,418 %, existiendo un diferencial sobre este índice, por lo general, del 0,15 al 0,20 %. De esta forma los titulares de hipotecas de primera residencia se han encontrado con una tasa negativa que ronda -0,27 %.

Nordea Kredit esta semana aplicó a algunos de sus clientes este novedoso tipo de interés, no sin dificultades ya que su sistema informático no estaba preparado para pagar a sus clientes un interés por tener una hipoteca.

Lógicamente cabe preguntarse si esto puede suceder con nuestro fidedigno Euríbor. Haciendo un acto de fe, suponiendo que no es manipulable por ninguno de los grandes bancos que aconsejan que partido hay que votar en las elecciones, y ateniéndonos a nuestra experiencia con el Líbor, las divisas, los CDO de las hipotecas subprimes, la valoración en libros que los bancos hacen de sus activos, el petróleo y demás commodities, que ninguno recordamos que jamás haya sido objeto de manipulación alguna, gracias a la férrea labor de los organismos supervisores, la respuesta es sí.

El Euribor a un año, que es la referencia habitual en las hipotecas, está actualmente en el 0,28 %. Pero el Euribor a un mes ha marcado por primera vez en la historia el -0,002 %, es decir un banco que deja su dinero a otro ( o lo deposita ) en el plazo de un mes paga este interés. Esto resulta más barato que aparcarlo en el BCE, donde se penaliza con el – 0,2 %.

De hecho en Alemania, al plazo de tres meses, el tipo ya está en el – 0,15 % y sus emisiones de deuda a 30 años han bajado del 1 % por primera vez en la historia. ¿ Tiene esto algún sentido ?. Cada vez se evidencia más el alejamiento de la economía real y la del casino financiero. Si se sigue esta tendencia, dentro de poco los inexistentes políticos que reciben sobres con dinero de extesoreros que nunca han existido, algunos con finiquitos en diferido, deberán reembolsar el montante con intereses al benefactor que realizó una donación onírica para beneficiarse de ningún contrato con la administración pública.

Al final habrá que agradecer a los 81 de las secta black card, que son huérfanos y nunca nadie ha tenido relación con ellos, de hecho nacieron en la cúpula de Caja Madrid por generación espontánea, que hayan despilfarrado el dinero para no generar el pago de intereses adicionales.

Y ahora que Grecia tiene que renegociar su deuda, igual podría hipotecar alguno de sus monumentos y pagar parte de ella con los intereses que el banco ( danés ) le retribuya.

Fuentes: finans.dk