domingo, 22 de octubre de 2017

Something stupid

Tras prácticamente un año de inactividad y con un alud de eventos acaecidos a los que he dedicado infinidad de pensamientos y ni una tecla, para qué , habré pensado, supongo, o quizá es solo una justificación innecesaria para volver a escribir nuevamente, volveré a divagar un poquito, sin sentido, otra vez , para que algún despistado que se pierda por aquí pueda tener sentido crítico conmigo o con algún evento que haya ocurrido.

No puedo evitar hacer referencia a la vergüenza incalificable que supuso ver a funcionarios del estado español, ataviados con esos uniformes que neutralizan el uso de las pocas neuronas que requiere su actividad, sino seguramente no podrían ejercitar tan elevada actividad intelectual, usando la violencia ante ciudadanos indefensos que simplemente estaban esperando poder depositar una papeleta con un voto, algo que en este país tiene consideración de alta traición al espíritu demofranquiciano que promovió la Constitución Patria, Grande y Libre, inquebrantable , inmodificable e incuestionable… cuantas in… eso es lo más en los ambientes “cool faching” , hasta la “izquierda” de Sánchez apoya partirle la crisma a un vivaraz octogenario con ganas de votación chulesca.

Sobre el delito de sedición no me pronunciaré ya que no estoy instruido en el derecho de pernada y el feudalismo, creo recordar algo difuso sobre Montesquieu y la separación de poderes, pero es posterior a la época que actualmente vivimos, supongo que en el futuro, cuando estemos preparados, podremos entender la tesis del pensador y filósofo francés. Ahora hemos de ceñirnos a la verdad absoluta que nos trasladan medios objetivos de amplio espectro geográfico, ABC, La Razón, El Mundo, El País, La Vanguardia, El Periódico… cuanta diversidad ideológica, me abruma y soy incapaz de valorarla en su inmensidad inconmensurable.

On the other hand , perdón, se me va la neurona patriótica a países con menor tradición democrática que la cuna de la Santa Inquisición, que fácil resultaba todo entonces, que manera de complicarse la vida, pero en fin… cambiando de tercio, un poquito, hablemos de las cuentas espejo.

Existen muchas personas preocupadas por su dinero, por sus cuentas en los diferentes bancos, e incluso economistas de renombre que anuncian que han abierto una cuenta espejo para su tranquilidad. Este es el caso de un habitual tertuliano de diferentes medios, Gonzalo Bernardos, cum laude creo recordar, explica que tiene cuenta en Bankia ( sede social en corruPPtilandia, next to Genova st ) y que para su tranquilidad ha abierto cuenta espejo en Madrid, ya que él vive en la comunidad rebelde de los golpistas ( no confundir con golfistas que tiene connotaciones más positivas, básicamente por el paisaje verde y el desarrollo de las habilidades sociales ).

En general, para que la gente lo sepa ( los economistas cum laude ya van sobrados ), cuando uno abre una cuenta/depósito en un banco, el dinero no te lo guardan sino que lo invierten, en lo que les da la gana, ya sea preferentes, préstamos a clientes, financiar el fichaje de un crack del fútbol, apostar en el casino financiero ( Put, Call, CFD’s, CDS, derivados en general o apuestas diversas… ), comprar deuda… etc, es decir, no está en la oficina en que abres la cuenta, de hecho no está ni en la ciudad ni en la comunidad, está invertido en el banco, con apuntes electrónicos, seguramente ficticios y mejor que nunca, de forma simultánea, los clientes soliciten esos depósitos si suponen aproximadamente el 10 % de los recursos del banco, ya que ningún banco, sea de donde sea, puede responder a esa exigencia. Los bancos operan en insolvencia por concepto y en caso de necesidad está el prestamista de última instancia para facilitar liquidez ( el banco central correspondiente ).

Si te apetece abrir cuentas espejo, adelante, pero nada te garantiza que eso mejore tu situación financiera, igual te permite dormir más tranquilo pero tu dinero sigue estando en al mismo sitio, estés donde estés, abras la cuenta donde la abras, el dinero está en el banco, no en la ciudad ni en la comunidad, de hecho tampoco está en el banco porque está invertido y cuando solicitas recuperar tu dinero, el banco deshace inversiones si es necesario o responde con la parte de liquidez que debe asumir por exigencia legal.

Si lo que uno quiere es que un banco le guarde su dinero solo tiene la opción de solicitar una caja de alquiler, con su correspondiente gasto de custodia, y entonces sí que podrá acceder a su capital sin el riesgo de que el banco haya hecho una serie de inversiones que le hayan hecho perder su dinero.

Pero en el momento en que uno pone su dinero en una cuenta de cualquier banco, al momento está autorizando que lo inviertan donde les da la gana, y desde luego no está en la oficina/ciudad/autonomía , está en bonos suajili o en lo que el banco crea oportuno, y corresponde al banco y a su responsabilidad civil restituirlo si de ello emana la legalidad vigente, si Europa lo cree conveniente puede legislar según le interese para generar inseguridad jurídica, no hace mucho lo hizo con las preferentes y las subordinadas.

En cualquier caso nada debe hacernos dudar de la Europa que confía el futuro de los refugiados en la Turquía de Erdogan, lo más acertado sin duda y que ya no es noticia, ni en la Carta Magna española que permite, al parecer, que se destituya un gobierno elegido democráticamente por otro que no representa ni el 9 % del electorado, el 155 es algo que Sánchez va tener que soportar el resto de sus días y que sin duda le hermana con su colega andaluza Día


">

No hay comentarios:

Publicar un comentario