martes, 21 de enero de 2014

Con permiso de Deloitte, BdE y CNMV

Año 2010 :

FCC ( Fomento de Construcciones y Contratas SA ) presenta en sus estados contables una valoración de su participada CEDINSA de unos 27millones de €, por aquel entonces su porcentaje en la sociedad era del 27 % aproximadamente. Es decir, si tuviese el 100 % del accionariado aproximadamente su valor sería de 100 millones de €, simplemente aplicando una regla de tres ( simple y directa ).

El mismo año CatalunyaCaixa presenta en sus estados contables la siguiente valoración de su participación en la misma sociedad, 32 millones de € aproximadamente que representan un 20 % del accionariado, otorgan un valor patrimonial a CEDINSA de unos 164 millones de €.

La misma empresa para FCC vale 100 millones de € y para CatalunyaCaixa 164 millones de €, diferencia de un 64 % en la valoración contable y con el visto bueno del mismo auditor para ambas, Deloitte.

Todo esto es totalmente legal y es un ejemplo de lo que permite la contabilidad. Deloitte puede aceptar valoraciones diferentes y cada empresa puede también valorar de diferente manera el mismo activo o inversión, aunque una diferencia de esta proporción parece evidenciar que todo vale y que por tanto la credibilidad de los estados financieros de las sociedades es un acto de fe.

CEDINSA es una concesionaria de autovías de peajes en sombra que en la actualidad está controlada por FCC, Copcisa, Copisa y Comsa Emte, toda vez que CatalunyaCaixa vendió su 20 % al resto de socios en el año 2011, aunque el anuncio de la venta se produjo en el 2012.

Los peajes en sombra ceden la construcción y explotación de las autovías mediante concesiones a empresas privadas que reciben un pago por parte de la Administración en función de los vehículos que circulan. En lugar de efectuar el pago el usuario cuando hace uso del trayecto como en un peaje tradicional, se realiza el pago directamente de los impuestos recaudados de todos los contribuyentes.

La venta del paquete accionarial de CatalunyaCaixa a sus socios se realizó a prorrata y en ningún momento trascendió el montante de la operación. No existe comunicación alguna a la CNMV por parte de los cinco implicados, ni al BORME, ni tan siquiera a la prensa.

Recordemos que el 20 % que poseía CX lo tenía valorado en 32 millones de €, ya que no perdieron mucho tiempo en valorar si desde el inicio de la participación y las sucesivas ampliaciones de capital que se efectuaron a lo largo de los años, CEDINSA había ganado o perdido valor. Se limitaron a calcular su aportación ( 32 millones ) y su porcentaje ( 20 % ) para determinar que su valor era a la par y por tanto CEDINSA valía 164 millones ( 20 % de 164 = 32 ).

En los estados contables de 2012 de Catalunya Banc se puede ver como la venta supone un quebranto para la entidad de 32 millones de € y se declara un beneficio por la operación de unos 10 millones . Las cuentas de FCC ( socio mayoritario ) y del resto de socios no hacen ninguna referencia al coste de la adquisición del paquete de CX, pero todo parece indicar que al no actualizar el valor de su participación en CEDINSA en libros, durante años, se provocó una pérdida de más de 20 millones de €.

Agradecimientos a N.G.

Si alguien quiere contrastar la información:
Cuentas anuales FCC 2010 página 223, CCAA CX 2010 página 24, nota 2.1.2,
Cuentas anuales CX 2012 página 126

Fuentes: www.cnmv.es, www.borme.es,



8 comentarios:

  1. Excelente post, hipo; en tu línea de destapar verdades como puños. Los que seguimos esta gran estafa que ha supuesto para nuestras arcas públicas CX, sabemos que detrás de la pérdida de unos miles de millones de euros (y no pocos) no sólo hay una nefasta política comercial, gerencial y de recursos humanos instruida por gerentes incapaces y ejecutada sin oficio por mediocres, pelotas y enchufados sin criterio ni categoría; sino también mucha corrupción escondida debajo de la alfombra.
    Debajo de la microrealidad de esta putrefacta banca que muchos conocemos; hay una macrorealidad todavía más oscura y abyecta, que se nos escapa a los ciudadanos de a pie escondida entre grandes números y cifras donde ha habido sin lugar a dudas desde intereses políticos, connivencia de los reguladores, auditores cómplices, grandes favores entre poderes económicos y un gran desfalco para muchos, más allá del tema de las preferentes. Un agujero así, el expolio de la tercera caja a nacional, no se crea de la noche a la mañana, y sin culpables bien lucrados.
    La historia que cuentas, es una más de las muchas posibles. Si se analizaran todas las participadas y filiales de esta entidad, una a una (creo que hay más de 60), con especial énfasis en las constructoras y promotoras, especialmente PROCAM y otras, quizás entendiéramos más de como una entidad valiosa, hoy no la quiere nadie, está quebrada, y lo que ha pasado en el camino, quien ha puesto la mano y quien lo ha permitido.
    Quizás alguien se anime a ello, a estudiar, analizar y aflorar todas estas miserias de muchos millones de euros, una a una. Si así fuera, esperamos que tengan suerte, tendrían el apoyo moral de unos partidillos como yo, y otros muchos; pero el apoyo necesario sería el de los medios de comunicación y sus equipos de investigación, partidos políticos decentes y los poderes públicos encargados de velar por la justicia en este país (me refiero a la fiscalía anticorrupción) para poner a unos cuantos con grilletes, e intentar recuperar algo de lo estafado, tal y como están haciendo muy bien los americanos con su banca.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ramiro,

      Gracias por el comentario. Es increible que nos hayamos acostumbrado a que el poder,público y privado, resida en manos de especímenes que se dedican a su propio lucro y en facilitar el de su entorno, ya sea por lazos familiares o amistosos.

      No se trata solo de ser incompetentes, esto es algo que se adoctrina en las escuelas de negocio, además es necesario militar en la corriente del "chupamelacracia" , obviando la inútil meritocracia.

      En fin, las empresas y nuestros dirigentes no son más que un reflejo de nuestra sociedad, ya que no dejan de ser microsociedades, en las que cada uno adopta su rol social y desempeña la tarea más conveniente a sus expectativas y para ello no duda en prescindir de algo tan irrelevante en la actualidad como los valores.

      Benditos ellos que pueden continuar viviendo consigo mismos.

      Saludos

      Eliminar
  2. Enhorabuena Hipo por tus fuentes y por lo entendible y conciso de tu escrito.

    Viendo la composición y perfil accionaral de Cedinsa, parece que la realidad se empeña en no pocas ocasiones a reescribir el dicho de “detrás de todo gran hombre hay…” por el de “detrás de toda empresa grande hay…” y vaya lo que hay.

    Copcisa, propiedad de la familia Carbonell, una de las más relevantes del panorama empresarial catalán e influyentes políticamente posiblemente. Para ver la cuantía, localización y dimensión de sus proyectos, solo es necesario pasearse por alguna de las memorías de su empresa.

    ComsaEmte, propiedad de la familia Miarnau / Sumarroca (aplíquese lo anteriormente dicho de Copcisa) y FCC, amplia y sobradamente conocida.

    Por cierto, muy recomendable la lectura del artículo publicado por Josep María Cortes en Economíadigital sobre Carlos Sumarroca (presidente de Comsa Emte) para conocer un poco más de estos pastores:
    http://www.economiadigital.es/es/notices/2013/09/carles_sumarroca_el_negocio_de_la_patria_44992.php, así como recordar que su nombre apareció en las declaraciones de Javier de la Rosa sobre las cuentas de Jordi Pujol y Artur Más en Suiza (http://www.paisvasco-informacion.com/2012/12/javier-de-la-rosa-vincula-carles.html)

    De ahí a dar, con un salto en la “imaginación”, un pequeño paso para intuir la cantidad de intereses políticos –considerando la especial casuística catalana- y económicos, que pueden subyacer en los hechos que describes en tu artículo, es algo tan sencillo como inocente el no hacerlo. Si a eso juntamos que la entrada de Catalunyacaixa en Cedinsa fue con Narcís Serra al frente. Pues reunión de pastores (¡y de dicho en dicho, para que luego digan que no se ha dicho!).

    Total, que si el lío, es realmente LIO, el tamaño y peso de sus participantes podría hacer pensárselo hasta 3 veces hasta el más pintado de los abogados no catalanes de este país –de los catalanes, por razones obvias de impacto, ya ni mencionarlos-, y hasta irse de vacaciones “mientras” a no pocos fiscales.

    Ojalá algún intrépido periodista fuese capaz de dar rienda suelta, luz y taquígrafos a este tipo de historias de una vez por todas.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Dime Secretillos,

      La mayoría de entidades financieras, además de invertir a lo loco en el inmobiliario, con criterios cortoplacistas, no pueden dejar de lado a las grandes familias de la sociedad.

      Hay que diversificar, si enriquecemos a algunos promotores inmobiliarios hemos de darle alguna alegría a los que desarrollan su actividad en otros sectores. Total, la proporción de pérdidas que supone esto respecto al inmobiliario es casi despreciable.

      Solo hace falta que se lo pregunten a los clientes que han perdido parte de su capital por invertir en su "core capital", y a los empleados que deben dejar su trabajo, otro ERE más en la inmensidad del océano, sufragando la titulizada gestión de sus mandatarios, inmunes a estas "plebeyeces".

      Gracias por tu acertado comentario

      Eliminar
  3. mAS M. Y MIENTRAS EL bLESA , EL rATO Y TODA SU CONSORTE SE RIEN A CARCAJADAS

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. je, je ...

      Que se lo pregunten al juez Silva...

      Eliminar
  4. Tiempo al tiempo, todo llegará, antes que tarde
    como en Gladiator dice Máximo "el Hispano" al ínclito Cómodo: "teme, tu reino llega a su fin".
    NG

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola NG,

      Espero que tengas razón, casi todo debe cambiar desde lo más esencial, la educación ( y no precisamente con los delirios de Wert ).

      Eliminar